abril 2020




En estos tiempos difíciles cuando la humanidad no solo se enfrenta a una pandemia mundial, sino que además queda al descubierto la absurda desigualdad social que somete a la mayoría de la población al hambre y la pobreza extrema, es cuando más se necesitan expresiones de solidaridad.

Afortunadamente estas manifestaciones se siguen evidenciando todos los días, desde diversos sectores; muchos, con múltiples necesidades, se organizan para brindar un poco de alivio a la población más vulnerable.

Un ejemplo lo encontramos en dos estudiantes universitarios, Karen Grisales y David Bernal, de quienes surge la idea de hacer panes para ayudar a calmar un poco el hambre de cientos de personas en barrios de Cali y Palmira.

Para llevar esta iniciativa adelante buscaron ayuda por redes sociales, con amigos y conocidos, y encontraron respuesta en estudiantes, egresados, comunidad, instituciones y organizaciones sociales que aportaron dinero, insumo y manos para realizar los panes.

Con estas ayudas, se pusieron los delantales, se encendieron los hornos, – dedicados normalmente a hacer pizza, que es el negocio de David–, y en un bonito trabajo colectivo realizaron más de 500 panes.

Una de las organizaciones que apoya este proceso es la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), escenario donde convergen reincorporados de FARC y miembros de la comunidad, quienes se vincularon con algún dinero que lograron recolectar, y aportando también sus manos para ayudar a hacer el pan en unión para esta bonita causa.


Hoy domingo, 26 de abril, integrantes de Coopripaz llevaron al sector cancha de Las Veraneras, en la comuna 18 de Cali, 150 panes acompañados de un desayuno con huevos pericos y chocolate, un alivio para la población de este sector que padece la pobreza, el hambre y el olvido estatal en estos tiempos de pandemia.

A las 6 de la mañana se dieron cita para realizar la olla comunitaria, y de casa en casa, entregar el desayuno. “Nos dimos cuenta que acá no han llegado las ayudas del Gobierno; la gente tiene hambre, y aunque con esto no vamos a solucionar, sí ayudamos un poco a hacer más llevadera la situación tan delicada en que está la gente de este sector”, afirma Leonardo, representante legal de Coopripaz.
.
Durante este periodo de aislamiento obligatorio, Coopripaz ha realizado de manera permanente entregas de mercados y ollas comunitarias para ayudar y acompañar a la comunidad de la comuna 20. En esta ocasión decidieron solidarizarse con los habitantes de la comuna 18, también zona de ladera de Cali, con múltiples necesidades.

Estas iniciativas solidarias ayudan un poco a menguar la difícil situación que cientos de familias, sin garantías mínimas para vivir, deben enfrentar en este aislamiento obligatorio por el Covid-19. La solidaridad en tiempos de pandemia, una esperanza en este difícil escenario que vivimos. 







El mundo vive tiempos difíciles, nos enfrentamos a una pandemia mundial, escenario desconocido en el mundo contemporáneo. Ante la falta de respuestas sobre cómo afrontarlo y su expansión rápida por todos los continentes, la única opción planteada es el aislamiento social, millones de personas encerradas en sus casas como única medida de protección conocida frente a este enemigo invisible.

En Colombia avanza la tercera semana de este “aislamiento social preventivo”, medida importante para evitar la propagación del virus conocido como “Covid 19”. Sin embargo, para millones de personas en el país, el encierro preventivo no es una opción: los trabajadores informales, desempleados, contratistas por prestación de servicios, deben rebuscarse día a día el dinero para alimentarse, pagar servicios, alquiler, deudas, estudio de sus hijos, etc. Mientras las medidas del gobierno nacional son ineficientes o inexistentes, exigirle a la gente que se quede en casa cuando la comida escasea, y las deudas apremian, es bastante difícil.

Este panorama, no obstante, ha permitido reconocer todo el potencial solidario y creativo que aflora en las personas y que se ha puesto al servicio de los más necesitados. Los vecinos en todo el territorio nacional se organizan para ayudar; estudiantes y profesionales crean redes de ayuda y los artistas se lanzan al ciberespacio para hacer más llevadero el paso de los días.

En la ciudad de Cali, ciudad con gran cantidad de población vulnerable, el día de hoy pudimos ser testigos de todo ese potencial solidario que surge en momentos como estos. En el sector de Siloé un grupo de hombres y mujeres en proceso de reincorporación, integrantes de la Cooperativa Multiactiva Rescatando Ilusiones para la Paz (Coopripaz), en articulación con la alcaldía de Cali y la Vicaría para la Paz y la Reconciliación de la Arquidiócesis de Cali, se reunieron para llevar mercados a las familias más necesitadas de este sector.



A pesar que este “encierro social preventivo” afecta fuertemente a las personas en proceso de reincorporación, quienes en su mayoría viven del diario o de los pocos aportes que reciben en el marco del proceso de paz, los integrantes de Coopripaz decidieron apoyar esta importante labor.

“Entendemos que es en el trabajo colectivo y en la solidaridad donde construimos escenarios de paz y reconciliación, y en estos momentos en que más nos necesitamos es cuando más debemos fortalecer esos lazos solidarios que tantos años de lucha y trabajo organizado nos han enseñado”, explica Leonardo, represente legal de Coopripaz.

A las 3 de la mañana comenzó la entrega de mercados. De acuerdo a un mapeo que se había realizado previamente, se escogió este horario precisamente para evitar las aglomeraciones: así, casa por casa, se fueron entregando estas ayudas que permitirán mitigar un poco la difícil situación que enfrentan las familias de sectores vulnerables, como los de la comuna 20, en la ciudad de Cali.

Esta entrega de ayudas la vienen desarrollando la alcaldía de Cali  y la Vicaria para la Paz y la Reconciliación de la Arquidiócesis de Cali desde hace varios días, en un proceso de mapeo y entrega de mercados a los sectores más vulnerables de la ciudad.

“En Cali existen unos anillos de pobreza y de población vulnerable bastante grandes. Frente a esto la alcaldía de Cali toma la decisión de entregar un mercado para apoyar el proceso de seguridad alimentaria, priorizando las personas que se encuentran en situación vulnerable y que no reciben ninguna ayuda por parte del Estado; allí se comienzan a buscar actores reconocidos en los territorios que puedan servir de puente y ayudar a la entrega de estos mercados. Es así como se llega a Cooopripaz como un actor reconocido en la comuna 20”, explica Martha Claudia Arias de la secretaría de Paz y Cultura Ciudadana de la alcaldía de Cali.


Coopripaz viene desarrollando un importante trabajo social y comunitario en la comuna 20, realizando actividades desde la cultura, la comunicación, el arte y el deporte. “Para nosotros este es un trabajo muy importante en el proceso de reincorporación integral que estamos llevando a cabo, es la forma de trabajar junto a la comunidad, de construir paz en colectivo”, dice Luz Edith, presidenta de la cooperativa.

Estos procesos son muestra de la solidaridad que surge en tiempos de crisis mundial. Para muchas de estas familias será la única forma de mitigar un poco el hambre y las necesidades a las que se enfrentan; estas experiencias se replican en barrios y comunas de diferentes ciudades del país, una muestra de que a pesar de las dificultades aún queda esperanza y fuerza para construir.

Redacción: Remap.





MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget